NOTICIAS

Experiencias ambientales sostenibles en Colombia


19 de Oct 2017
Silvicultura (Gobierno Aleman y Banco KFW) y Gestión Inteligente del Agua – Manos al Agua

Desde 1993 la Federación Nacional de Cafeteros con apoyo de la cooperación financiera del gobierno Alemán, le ha apostado a aportar y mejorar la sostenibilidad ambiental, social, y económica de los Andes Colombianos.


La iniciativa de protección ambiental comenzó con el Programa Forestal Río Magdalena I, luego pasó a su fase dos y en su fase actual cambió al nombre de Silvicultura.


Este programa busca que los agricultores, especialmente los caficultores, en sus fincas contemplen la posibilidad de una alternativa adicional al café como lo es la producción de madera, esto junto con unos ejercicios de conservación de bosques y fuentes de agua.


La metodología implementada para asegurar un mayor número de adopción y sostenibilidad del programa en las fincas vinculadas se da por medio de un acompañamiento con asistencia técnica y con incentivos económicos que se les entregan a los caficultores por 5 años para que se puedan aliviar los costos en la producción de madera, esto se da con el apoyo de los Comités Departamentales de Cafeteros.


“Este incentivo económico es importante porque el problema de la madera es que uno solo ve el retorno de la inversión mucho tiempo después y es por eso que con esta figura se busca romper esa barrera económica ayudando con los costos para que el caficultor logré sostenerse y al final recuperar los esfuerzos cuando la madera esté lista para comercializarse” afirma Raúl Jaime Hernández, director del Programa Silvicultura.


El programa actualmente interviene en Santander, Caldas, Tolima, Huila, Cundinamarca, Risaralda, Cauca y Antioquia. Este modelo ha sido de suma importancia por sus aportes a la sostenibilidad del café en el país, siendo el primer programa liderado por la Federación Nacional de Cafeteros en el tema forestal.


El impacto del programa ha sido tan importante para el país que ha marcado el camino para que nuevos proyectos puedan aportar al equilibrio ambiental y contribuir a la sostenibilidad del café.


Es así como Silvicultura ha aportado a iniciativas como Manos al Agua- Gestión Inteligente del Agua, proyecto que busca crear territorios resilientes y contribuir a la mejora del desbalance hídrico de 5 departamentos (Antioquia, Caldas, Valle del Cauca, Cauca y Nariño).


Raúl Jaime Hernández, contribuyó con su experiencia al proyecto Gestión Inteligente del Agua por cuatro meses. Sus aportes y lecciones fueron de gran importancia para el avance de Manos al Agua, ya que, con su gran trayectoria profesional de más de 20 años, le ha permitido entender a profundidad cómo funcionan los ecosistemas ambientales en Colombia, siendo un país mega diverso, el cual requiere un conocimiento detallado.


“En el caso de Manos al Agua, con los árboles sembrados no se pretende que sean una fuente económica hacia el futuro del caficultor, sino que está más enfocado a la protección de las fuentes hídricas. La experiencia que se quiso trasladar al proyecto fue el incentivo económico, ya que el caficultor debe invertir para el mantenimiento adecuado del árbol y sin duda el incentivo asegura su sobrevivencia” afirma Hernández.


En el intercambio de experiencias vividas en pro del medio ambiente entre Silvicultura y Gestión Inteligente del Agua, se resalta que Manos al Agua tuvo un tiempo estratégico de planeación antes de empezar las intervenciones en finca, y este es un espacio que deben tener los proyectos para mejorar su proyección y exactitud en las metas.


Rodrigo Calderón, Director de Gestión Inteligente del Agua- Manos al Agua manifiesta que: “La experiencia de más de 20 años del proyecto liderado por el Doctor Raúl Jaime, fue fundamental para el proyecto, en el año de planeación y durante el período de ejecución en marcha, para asegurar la metodología de acompañamiento y verificación de diferentes herramientas del paisaje y la forma de incentivarla” y añade “esto ha sido fundamental para los resultados obtenidos hasta el momento en el componente forestal”.


Tanto Silvicultura y Gestión Inteligente del Agua, han podido ser éxitos gracias al compromiso de los caficultores y sus aportes para mejorar cada día el proceso del café.